COMO ARMAR UNA PLANIFICACIÓN DE GASTOS

Una de las bases de un habito de ahorro saludable es la planificación mensual o quincenal de gastos totales del individuo; en esencia esto es un desglose estratégico de todos los gastos que la persona puede realizar en un periodo de tiempo determinado y que le permite anticiparse a situaciones extraordinarias, como lo es una enfermedad o un gasto inesperado.

Una planificación correcta de datos se compone de la siguiente manera:

  1. Esenciales: estos gastos son inamovibles, es decir que son gastos de los cuales no puedes prescindir y debes procurar cubrirlos de manera inmediata.
    • Alimentos: toma nota de tus gastos regulares en cuanto a compra de víveres; a la semana cuantas veces vas a comprar alimentos y generalmente tu canasta básica cuanto tiende a costar y de ello calcula un 10% más en caso de que suban los costos.  
    • Transporte: Ya sea que tengas tu propio automóvil o utilices el transporte publico siempre es importante que estés consiente de cuanto te cuesta transportarte a tus lugares esenciales: trabajo, casa y/o escuela. Sobre este índice calcula generalmente un de un 10 a un 15% más en caso de eventualidades.
    • Medicamentos: si tienes alguna enfermedad crónica o situación medica que requiera de un tratamiento constante esto debe ser considerado como un gasto esencial; ya que si tu salud falla no te será posible mantenerte activo; enfermedades temporales como lo es una gripe, tos o infección por más largas que sean no son crónicas y no entran en esta categoría.
    • Servicios: pagos como luz, agua, gas, renta, predial o hipoteca; todo aquello asegura la integridad física de tu hogar y asegura que tengas un techo que funcione de la manera correcta.

 

  • Temporales o situacionales: son gastos imprevistos o atenuables que debes procurar cubrirlos, pero en situaciones difíciles puedes prescindir de ellos.
    • Deudas no superiores a 3 veces tu salario mensual; cabe destacar que las deudas debes procurar cubrirlas lo más pronto posible para evitar quedar atrapado en una situación de endeudamiento eterno esto incluye: prestamos bancarios, tarjetas de crédito, compras a contado y demás; pero en caso de una falta de fondos puedes incurrir en un interés siempre y cuando la deuda y el interés no superen tu salario mensual 3 veces; recuerda que una vez que incurres en intereses lo más importante es liquidarlo de la manera más inmediata.
    • Enfermedades estacionales o que no ponen en peligro tu integridad; la salud es sumamente importante pero eso no significa que debas correr al hospital cada vez que tienes un dolor de cabeza; con muchas enfermedades menores el cuerpo puede recuperarse de manera natural y sin la intervención de medicamentos, cosas como gripes, tos, diarrea ocasional, cólicos; son padecimientos que se recuperan con un descanso atendiendo sus necesidades inmediatas; así mismo puedes recurrir a los servicios gratuitos o económicos de salud.
    • Fondo de ahorro; es importante que las personas separen al menos un 10% de su sueldo quincenal con el fin único de ahorro, pero si no es posible cubrir con este en un mes no debe ser una situación problemática siempre y cuando se retome lo más pronto posible.

 

  • Prescindibles: son gastos que no son necesarios en tu vida diaria y que si no los cubres en un periodo de tiempo no afectan en lo absoluto a tu calidad de vida; estos gastos son los últimos que debes agendar y son los primeros que debes descartar en caso de problemas.
    • Entretenimiento: cosas como salidas al cine, ir a fiestas, ir a tomar, comer en la calle u ordenar comida;
    • Viajes: por descanso, visitas familiares, tratamientos estéticos.
    • Estética: gimnasios, nutriólogos, masajistas/spa, dermatólogos, cremas faciales y corporales, tratamientos faciales o del cabello, corte de cabello profesional.

 

Compras de impulso: ropa, regalos, accesorios, joyería, electrónicos, juguetes.